Translate

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Técnicas del dibujo al carboncillo

La técnica del dibujo al carboncillo es aquella que emplea el carboncillo o carbonilla para su ejecución. La carbonilla es una barra de carbón de origen vegetal que se utiliza para dibujar. Es un pigmento no graso, por tanto no tiene buena fijación al papel.
El carboncillo o carbonilla es un medio ideal para dibujar con rapidez y eficacia. Es una barra de carbón vegetal que se utiliza para dibujar. Este instrumento ofrece un pigmento no graso que resulta más sucio y menos adherente al papel. Estas características son positivas ya que permite una fácil difuminación y el borrado, lo que lo hace ideal para el estudio de luces y sombras, del cuerpo humano, de la composición.
Esta técnica nos permite mediante el simple trazado del contorno de la figura y un par de manchas que se correspondan con la sombra propia y la proyectada, conseguir la representación de una figura geométrica.
El difuminado de manchas nos permite dar volumen a las piezas. Dicho difuminado puede hacerse con el dedo.
Para aclarar las zonas iluminadas se resta color pasando el dedo limpio o un paño limpio. Para reforzar el blanco tenemos la Creta blanca, que se aplica sobre las zonas que deseamos aclarar bien.



Cómo dibujar al carboncillo:
Para dibujar con esta técnica necesitamos barras de carbonilla de distintos grosores. Para detalles que necesiten mayor intensidad, utilizaremos un lápiz conté, que es como un carboncillo artificial que posee una mayor adherencia, por lo que, además de ofrecer un color más negro, mancha menos al pintar. 
Otro elemento indispensable para el dibujo a carbonilla es el difumino, que es una barra de papel concentrado con forma de lápiz que se utiliza para suavizar las líneas y difuminar las sombras. También se utilizan para este procedimiento, la goma de miga de pan (que se amasa como plastilina), trapos y esponja.
Cuando se dibuja al carboncillo, no se puede mezclar el lápiz común, pues este es un pigmento graso incompatible con el carbón.
Para esta técnica debemos usar soporte de papel especial para carboncillo, que es un papel con una textura especial que permite la fijación del carbón a su superficie.
El dibujo a carboncillo es un dibujo de grandes dimensiones, pues la técnica no permite los detalles, pues la carbonilla no tiene punta. Por tanto, el trazo es algo más tosco y menos preciso.
Para finalizar el trabajo se debe utilizar un spray fijador especial para carboncillo, que actúa como pegamento para el pigmento, evitando que se difumine.
MANUALIDADES EN LA REVISTA.
Publicar un comentario

Entradas populares