Translate

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

BATIK sobre papel

El batik es una técnica para realizar trabajos de pintura sobre diversos materiales, principalmente tela o papel.

En este caso, daremos algunos consejos y explicaciones para realizarlos sobre un trozo de papel, cualquiera sea el de nuestra preferencia, aunque es preferible aquellos papeles que tienen contenido alto de fibras de algodón, ya que el batik se trabaja mejor sobre ellos, y nos costará mucho menos trabajo lograr que la técnica funcione correctamente, además de que los resultados que obtendremos serán mucho mejores, más agradables a la vista y con un mayor valor para ser utilizados como adorno.

Los papeles que obtendremos de esta forma pueden utilizarse como papel para envolver regalos, como cubiertas para libros, pueden ser enmarcados y utilizados como cuadros o como adornos para nuestras paredes o escritorios, o cualquier otra cosa que nos sugiera nuestra imaginación.

Inclusive, si logramos manejar las técnicas y nuestros trabajos son realmente buenos, pueden ser una buena salida laboral y una forma de ganar un poco de dinero, ya que siempre habrá quien quiera comprar una obra realizada de esta forma. Sólo es cuestión de saber venderla.

Bien, veamos, entonces, un poco el procedimiento, cómo seguirlo y cómo lograr buenos resultados que nos dejen más que satisfechos.
PROCEDIMIENTO PASO A PASO


- El primer paso es tomar papel manteca y con él cubrir toda la superficie de trabajo. Por supuesto, el lado donde está la cera debe quedar hacia arriba, ya que sino podríamos utilizar cualquier otro papel.

- A continuación, debemos tomar el papel con el que vamos a trabajar, que ya debemos haber seleccionado previamente, de acuerdo a nuestros gustos, tomando en cuenta lo que dijimos anteriormente de las fibras de algodón. Lo distribuimos sobre la superficie de trabajo, por sobre el papel con cera que ya habíamos preparado anteriormente.

- Ya con los papeles distribuidos y estirados tanto como sea posible, para que los pliegues no entorpezcan nuestro trabajo, debemos tomar lo que vamos a utilizar para realizar nuestro dibujo.
Las opciones son varias, básicamente casi cualquier cosa con una base de cera. Esto incluye crayones, una vela (sin prender, obviamente) o cera parafinada. Por supuesto, la elección dependerá del efecto que deseamos obtener.
Es una buena idea ir probando, para conocer el efecto que cada uno de los elementos tiene en el resultado final del batik, y así poder utilizar el que más nos guste, dependiendo de cada situación y a qué apunte lo que estamos realizando.

- Con el diseño ya completo y luciendo como deseamos que luzca, tomamos el papel y lo arrugamos, haciendo una bola con él.

- Desenvolvemos el papel, alisándolo un poco, y lo colocamos en una olla no muy profunda, llena de tinta o de anilina o cualquier tipo de tintura que nos sirva para teñir papel.
Lo dejamos reposar durante un tiempo, hasta que vemos que el papel se ha embebido completamente con la tinta (se ha tornado totalmente del color que estamos utilizando para teñirlo).

- Ahora debemos quitarle el exceso de tinta al papel y secarlo. Para esto, el mejor método es colgar el papel, preferiblemente en alguna soga o hilo y con broches para la ropa.
Debemos dejar que escurra de esta forma, dejando caer los excesos de tinta y emparejándose el teñido. Por supuesto, lo que caiga del papel va a manchar mucho, por lo que debemos colocar bajo el papel un trapo u otros papeles que no nos moleste que se manchen, algo que podamos tirar después o utilizar para limpiar.

- Dejamos secar el papel, tanto tiempo como sea necesario para que la tinta esté totalmente seca al tacto.

- Una vez que la tinta se ha secado totalmente, debemos sacarle la cera con la que hemos hecho nuestro dibujo. Para esto, podemos utilizar un punzón o algo ligeramente puntiagudo, para sacarla mediante el simple método de raspar la cera hasta que salga (casi podríamos usar la uña o una moneda para esto. Es más cuestión de hacerlo con cuidado que de utilizar una herramienta de precisión). Otro método para quitarla es utilizar soluciones minerales, sumergiendo el papel en ellas.

- Si la primera vez utilizamos una tinta de tono claro, podemos repetir el proceso con otra tinta, también de tono claro o un poco más oscura. Si no, no podremos taparla.

- Hay otro método para realizar batik, pero no utilizando tinta y cera, sino con tempera, agua, un pincel y tiza.
Lo que hacemos en esta otra técnica es realizar un dibujo con la tiza en un trozo de papel, colorearlo con la témpera (debe estar espesa, no demasiado aguada), dejándola secar y luego cubriéndola completamente con tinta china.
Dejamos secar.
Una vez seco, debemos quitar la tinta con el pincel y abundante agua.
Las líneas de tiza quedaran marcadas con la coloración, no serán completamente levantadas.
Los resultados no son tan espectaculares, pero es una técnica aun más simple y sencilla de realizar, que obtiene algunas creaciones realmente buenas.

Consejos

En realidad, el primer consejo que podemos dar es el que ya dimos en la introducción: utilizar papeles que tengas un alto o medio contenido de fibras de algodón, ya que hace que sea más fácil el trabajo, y más efectivo y bello el resultado final.

El otro consejo que daremos es que el papel, así como tiene que tener alto contenido de fibras de algodón, deber ser de un color claro, ya que es más sencillo de teñir con la tintura, que un papel oscuro, donde el color claro que estamos agregando probablemente no se notará.

FUENTE:: http://www.enplenitud.com
MANUALIDADES EN LA REVISTA.
Publicar un comentario

Entradas populares