Translate

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Corian: un material sintético polivalente

Se utiliza para construir encimeras y lavabos ya que su duración es alta, pero no resiste las altas temperaturas

El corian es un material sintético compuesto por una mezcla de minerales naturales y polímero acrílico puro. Por su versatilidad, sus aplicaciones son numerosas. Se emplea para construir mobiliario, lámparas o incluso para revestir fachadas. Sin embargo, desde hace un tiempo, se utiliza de forma más habitual para fabricar lavabos, fregaderos y en especial, encimeras. En este campo, el corian se ha convertido en una opción más que compite con otros materiales tradicionales, como el mármol y el cuarzo silestone. Antes de decantarse por él, se recomienda conocer sus características principales y los métodos que se deben seguir para su limpieza y mantenimiento.



Propiedades

Uno de los aspectos más novedosos del corian es la ausencia de juntas. Con independencia del uso o del diseño, se dispone en una única pieza sin cortes perceptibles. Además, conforma una superficie sólida sin poros. Por este motivo, es un material impenetrable y resistente a las bacterias y a los hongos en cualquier entorno.

Su resistencia a los golpes, arañazos y al paso del tiempo es otra de sus ventajas. Recién instalado, el corian tiene un aspecto satinado. Con el uso, adquiere una apariencia más suave y sedosa. En general, es un material duradero ya que no se deteriora con el desgaste diario y resiste impactos fuertes, aunque no es recomendable cortar los alimentos de forma directa sobre él.


-->

Su resistencia al calor es uno de los puntos débiles. Es una particularidad que se debe tener en cuenta, en especial, si con él se construye la encimera o el fregadero de una cocina. Para evitar posibles daños, es aconsejable colocar los recipientes calientes sobre salvamanteles. En caso de que los protectores sean metálicos, es preferible que dispongan de apoyos de goma. Si es necesario verter líquidos en ebullición por el fregadero, como precaución, el grifo de agua fría debe estar abierto al mismo tiempo para prevenir posibles daños.

Si estos se originan, otro aspecto novedoso del corian es que es posible repararlo. Los desperfectos graves como cortes profundos, quemaduras o desconchones se arreglan in situ sin necesidad de desmontar la pieza ni de reemplazarla por completo.

Aplicaciones

Aunque sus usos más conocidos se encuentran en la cocina y en el baño, en forma de encimera, fregadero o lavabo, fusionados en una sola pieza, este material sintético tiene múltiples usos. Por su alta translucidez, el corian se utiliza para crear lámparas o efectos lumínicos en distintas aplicaciones.

Los entornos sanitarios son otro de sus campos de aplicación. Al no tener poros, su impermeabilidad frente a las manchas y a los líquidos, en general, es muy alta. Este material impide la aparición de moho o bacterias. Así se reduce el riesgo de contraer infecciones cruzadas o transmitir enfermedades.

El procedimiento con el que se trabaja es similar al de la madera: es posible tallarlo y moldearlo para crear diseños en dos y tres dimensiones. Además, el corian es termoformable a temperaturas controladas y se pueden realizar sobre él incrustaciones de diversa naturaleza para dar relieve a las superficies. Esta naturaleza flexible y maleable permite que sea un material para construir mesas, librerías y armarios.

¿Cómo se limpia?

La homogeneidad y el hermetismo de este material sintético impiden la absorción de líquidos. Por esta razón, su limpieza es sencilla. Para el cuidado diario, basta con pasar un trapo humedecido en agua por la superficie. En caso de salpicaduras, la solución más efectiva es aplicar una crema detergente abrasiva o un desengrasante. Es recomendable limpiar estas manchas de forma inmediata y frotar el paño en movimientos circulares.
Para suciedad más difícil, el corian admite la utilización de estropajo y de productos que incluyan amoniaco para eliminar las manchas. Por último, se debe aclarar la superficie varias veces con abundante agua caliente y secar con un trapo. Este mismo procedimiento se debe emplear para eliminar los depósitos de cal formados por agua dura alrededor del desagüe del fregadero.
MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares