Translate

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Papel de arroz en la decoración

El papel de arroz se utiliza para decorar objetos de lo más variados, desde cajas y marcos hasta botellas, bandejas y otros recipientes // desde www.consumer.es

La decoración de objetos con papel de arroz es una tarea sencilla y barata que permite renovar la personalidad del salón y otras estancias a través de pequeños detalles. Este artículo explica las distintas maneras en que se puede usar el papel de arroz en objetos para decorar la casa, como cajas de almacenaje, marcos para fotos y lámparas chinas. También se refiere al papel de arroz de colores, a sus usos comestibles y a sus orígenes.


Papel de arroz para decorar la casa

El papel de arroz es muy versátil: permite revestir toda clase de objetos y crear adornos muy bonitos. Además, su bajo coste y la facilidad con que se trabaja hacen de este material uno de los más idóneos para manualidades y diversas técnicas de bricolaje con el fin de embellecer el hogar.



A continuación, se ofrece un listado de piezas y objetos que se pueden confeccionar o decorar con papel de arroz.


Cajas de almacenaje
Las cajas son uno de los objetos en los que se puede utilizar el papel de arroz de modo más sencillo. Para ello, una de las opciones es recubrir todas las superficies externas de la caja con este papel, incluso la tapa, lo cual le da al conjunto una especial calidez. El papel puede ser blanco, de algún color liso o incluir dibujos o motivos para que sea más bonito.

Otra posibilidad es realizar dibujos sobre el papel y luego recortarlos y pegarlos sobre la caja. El papel de arroz posee una gran ventaja para quienes no son tan hábiles para dibujar: como es tan delgado y transparente, al colocarlo sobre una imagen, es sencillo calcarla. De este modo, se pueden obtener réplicas de casi cualquier diseño original con que se cuente. Obtenido el o los dibujos, no queda más que pegarlos en la caja. Se pueden crear auténticos collages para decorarla. Y, para dar un mejor acabado y proteger los dibujos, es conveniente aplicar por encima una capa de barniz o bien emplear la técnica del decoupage.

Marcos para cuadros y fotos
Los marcos también resultan unas piezas sencillas de decorar con papel de arroz. Según el tipo de marco, existe la opción de pegar dibujos a manera de apliques (como con las cajas) y también de recubrir el marco completo. Para este último caso, son muy apropiados los marcos anchos, con bastante superficie sobre la cual trabajar. De todos modos, siempre es importante buscar una buena combinación entre los dibujos o motivos de la decoración del marco y la foto o imagen que se ha de colocar en él.

Lámparas chinas
Estas piezas, llamadas también lámparas de papel, suponen uno de los objetos más representativos de la decoración con papel de arroz. Tradicionales de China, constituyen además uno de los principales elementos de la tendencia por la decoración oriental que gana cada vez más espacio en nuestra sociedad. Se pueden comprar por precios bastante económicos, o bien realizar en casa de forma artesanal.

Bandejas, fuentes, platos, botellas
En estos casos es preciso aplicar la técnica del decoupage. Puede ser un poco más complicado, debido a las superficies curvas, pero es cuestión de práctica. Conviene probar la forma de hacerlo primero sobre algún objeto sin mucho valor y, solo después, aplicarla sobre la pieza definitiva. Si están construidos en cristal u otro material transparente, es posible colocar el dibujo en la base, para que se vea desde arriba.

Papel de arroz, de colores y comestible

El color natural del papel de arroz es el blanco, pero se consigue en el mercado ya pintado en distintos tonos e, incluso, con dibujos y estampados para elegir. A menudo, las ilustraciones responden al estilo oriental, pero no siempre es así. Además, sobre una lámina de papel de arroz se puede escribir o dibujar o bien pegar dibujos también hechos sobre otro fragmento de papel. De este modo, se evita el riesgo de que un dibujo fallido arruine toda la lámina.

Además, las ventajas del papel de arroz no se limitan al bricolaje y las manualidades, sino que también permiten realizar y decorar comidas de diversos tipos. Siempre que sea papel natural (sin aditivos de otra naturaleza), se emplea en muy diversas recetas, desde los rollitos de primavera hasta el adorno de pasteles. Como también existen tintas comestibles, es posible decorar una tarta con un dibujo o una foto, un recurso muy utilizado en los últimos tiempos en fiestas y celebraciones.

Orígenes del papel de arroz
El papel de arroz proviene de la cultura oriental. Además de las lámparas chinas, es también muy empleado en los paneles japoneses o shoji. A pesar de su apariencia delicada, este material es tan resistente que su uso en esos países no se limita a cerramientos de interior, sino que también se utiliza en los de exterior.
El papel de arroz se fabrica con fibras provenientes de la planta de arroz y de otras como el cáñamo y bambú. Si bien su textura hace que para escribir sean preferibles otros tipos de papel, en la antigua China y otras regiones donde se empleaba siglos atrás (como las actuales Corea y Vietnam) sí se utilizaba con ese fin, además de otros como los origamis. Es decir, el uso del papel de arroz para manualidades tiene una muy vasta tradición.
MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares