Translate

English French German Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Técnica de envejecido

Una de las técnicas decorativas más populares para un mueble. Veamos paso a paso cómo aplicar el envejecido a una superficie de madera. // Visto en Como hacer para...

1. Preparar la superficie para envejecer
Comienza por montar el mueble o el objeto, y luego prepararlo para convertirlo en el lienzo perfecto para este trabajo.

Si se tratara de un mueble usado, deberemos lijarlo con papel de grano medio y luego de grano fino, para retirar barnices, pinturas y suciedades. Luego de lijar y de repasar con un paño apenas húmedo, aplica un imprimador o un sellador. Este producto, de color blanquecino, sellará los poros de la madera al tiempo que la hidratará, evitando que absorba demasiada pintura y permitiendo un acabado más estético.



2. Aplicar la pintura de base
Utilizando un rodillo de pelo corto, aplicaremos dos capas de pintura látex del color elegido, dejando secar no menos de dos horas entre cada una. Asegúrate de pintar en el sentido de la veta de la madera, o en una misma dirección en la superficie a remozar. Este color quedará visible al hacer el envejecido, así que elígelo a conciencia. Por sobre la pintura de base puedes colocar uno o dos colores más, que irán quedando al descubierto por sectores con el siguiente paso.

3. Decapante sobre el envejecido
El decapante es un producto de aspecto translúcido que se coloca sobre la pintura aplicada. Es una suerte de removedor de pintura, que no se pincela en toda la superficie sino en los sectores que queramos dejar al descubierto. Si aplicas buena cantidad, dejarás visible la madera; si aplicas sólo un poco y raspas velozmente, dejarás la primera pintura a la vista.


Al aplicar el decapante, deja actuar por el tiempo que consideres apropiado, dependiendo de la intensidad que quieras lograr, y luego retíralo raspando la madera con una rasqueta, una espátula, o repasando con un trapo seco y limpio. Recuerda: cuanto más apliques, y cuanto más dejes actuar, más pintura retirarás. Si has pasado tres colores de pintura y quieres dejar zonas con la madera a la vista, aplica buena cantidad (cuidando de que no escurra) y deja actuar por el máximo de tiempo.

4. "Ensuciar" el envejecido
Ningún mueble antiguo está perfectamente limpio, pero como no queremos suciedad verdadera, usaremos betún de judea, un producto ceroso y de color oscuro que tiene justamente este efecto sobre las superficies. Aplica con un paño en la dirección de la veta de la madera, y luego de dejar asentar por unos 30 a 60 segundos, retira con un paño limpio. El betún se acomodará en los rincones e intersticios y podrá ser retirado de las zonas más elevadas y planas, confiriendo al elemento un aspecto envejecido mucho más atractivo.

MANUALIDADES en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares